Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18 abril 2013

De tierra Lorquiana…

Una amapola
que bajo el sol se adormece sola.

Luz del naranjo
vistiendo el cielo de azahares blancos.

Quieto el olivo
viendo llegar al olivarero
de andar cansado, lento… tranquilo.

Campos arados,
con tanto esmero, guardando el fruto
que el alba viste de azul rosado.

Cielos inmensos
fieles cunas de mis pensamientos.

Olas de la mar
que vienen, y se vienen a quedar.

Ríos de dulce
rodar, sin detener su camino
cual niños ansiosos por ver el mar.

Ropa tendida
secando al sol, oliendo a lavanda
se balancea, agradecida.

La luz que veo
colma con creces lo que deseo.

La tierra mía,
… será quien guarde mi cuerpo un día.

Anuncios

Read Full Post »

Cúlpame de amar sin más
sin esperanza ni olvido,
sin dejarte de pensar.

Cúlpame de lo imperfecto,
de las piedras del camino
donde tropieza el recuerdo.

Cúlpame de ser el mismo
que está pendiente de un hilo
colgando sobre tu abismo.

Cúlpame de recordar
cada minuto contigo.

Cúlpame de negociar
con tu alma mi castigo.

Cúlpame porque en silencio
pienso más de lo que digo.
Y hago que se pare el tiempo.

Cúlpame por seguir dando
cada gota de mi aliento
solo por seguirte amando.

Ser el culpable del beso
que han de darte, lo quisiera.

Y ser quien vele tu sueño
y te dé la primavera.

Y en eso se me va el empeño…

Read Full Post »

Te traigo silencios nuevos
para tus días de ruido.

Te traigo tardes y cielos
bajo los que yo te cuido.

Te regalo que amanezca
la sonrisa en tu mirada.

Te regalo que merezca
la pena creer en hadas.

Te invito a seguir viviendo,
a ver que pasan las nubes,
a contagiarnos riendo.
Te invito a flores azules.

Te prometo que mis brazos
te harán fácil el camino
y si no es fácil, paramos.
Siéntate un rato conmigo.

Te tengo guardados días
que han de venir de la mano.

Y entre estas manos vacías
guardo brisas de verano.

Te tengo, amor, una espalda
donde descanses tranquilo,
y un porvenir esperando
que te lo bebas conmigo…

Read Full Post »

Palabras de primavera

Ya estás aquí con tus vuelos
de muchacha impertinente.
Con tus aromas, tus cielos
entre grises y celestes.

Ya huele el campo a mañanas
y los balcones a tardes.
Almendros de flores blancas,
amapolas y azahares.

Anda y díselo a tu madre,
que se asome a la ventana
que va a ver los gorriones
volando de rama en rama.

Que el sol viene entre montañas
cálido y altanero
para iluminar la cara
de la niña que yo quiero.

Que el sol te viste y sonroja
y te saca la sonrisa.
Corre, niña, que ya llega
la primavera sin prisa.

Read Full Post »