Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 abril 2016

Plaerdemavida

Miedo me da hoy pensar que he llegado a desahuciar mi alma del cuerpo, que he llegado a donde ojalá nunca nadie, que apagué la luz, pero dejé la puerta abierta cuando más llovía … Yo, que no sé perdonarme, … he aprendido a tiempo. Que quien te apaga, es que no quiere que brilles. Que quien te hunde, ya está hundido, en su mala fe. Que hay que ser agradecido, de lo que somos, de lo que tenemos, de ver amanecer, de disfrutar lo que miras. Hay que agradecer lo que uno sabe que no cambiaría por nada, lo que no tiene precio. Que nuestro más valioso patrimonio será siempre aquello que venga a la mente si estuvieras a punto de morir. Así que sonríe, vuela, viaja, baila, deja que te llueva, llora, canta, saborea … vive!

Recuerda no olvidar. Conviene, porque los errores son grandes maestros. Observa a tus enemigos, que a veces en ellos está la clave del éxito, espejo de lo que no queremos, refuerzo de lo que no necesitamos, y cicatriz que marca un “hasta aquí”.

Construye tu espacio, donde quepan tardes de primavera. Abre las ventanas, que se renueve el aire. Resérvate un rincón cómodo, haz tu alma confortable. Que al que llegue le den ganas de quedarse.

En la puerta de mi ingenuo corazón herido he escrito con tiza “Bienvenido”. Bienvenido tú que llegas libre y te quedas libre, que sabes hablar y escuchar. El que aconseja sincero, sin ceros (a la izquierda). Bienvenidas las manos tibias entre las que dejen de temblar las mías. Ese roce sin mirarse, un “estoy aquí” que no se pronuncia y se sabe. Un silencio que mueve montañas, como la fe. Una voz cálida que derrite mis glaciares. Un pulso firme, unos brazos tendidos donde saltar con los ojos cerrados.

Bienvenida la sensación de sentirme niña a ratos, las ganas de subirme a este columpio de cuerdas nuevas, el entrelazar los dedos en mi pelo sin darme cuenta, con la mente lejos … muy lejos. Bienvenidas las sonrisas que nadie entiende, mientras camino sola cualquier calle. Bienvenida la mujer, la que despiertas y aturdes, la que incitas, la que excitas, la que calmas.

Míranos … Sin darnos cuenta, está sentado conmigo, al borde de mi abismo, … y nos veo tarareando sones de paz y encendiendo velas en el altar de la Santa Casualidad.

Anuncios

Read Full Post »

Ahora que me quiero, sé:

… que a veces la vida te pone a prueba, te frena o te impulsa. Te premia, te apremia. Te felicita y te reprocha. Pesada como una montaña, frágil como una pluma. Es una partida de ajedrez que nunca acaba en tablas. Así que juega, toma decisiones, deja salir, deja entrar. Haz de tus días lo que merezcan, unos olvido, otros tatuaje a fuego. Perdona antes de dormirte, agradece al despertar; distingue entre lo que necesitas y lo que mereces. Aprende el desapego, que todo pasa. Y cuando no encuentres la salida del laberinto, túmbate mirando al cielo y deja que el sol te guíe.

Date el capricho de vivir …

Read Full Post »

Solo pasar …

Quiero sólo pasar.
Quiero sola pasar.
Sin pesar, sin pisar, sin posar.

Sólo pasarte.

Sin dejar puertas abiertas
por las que sólo entra el aire.

Sin cerrar más que los ojos
y no dejar de mirarte.

Quiero ser y estar,
y sentarme a esperar
lo que tenga que ser.

Y si ha pasar, pasarte.

Read Full Post »