Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 diciembre 2016

Lo que yo te doy

Claro que la vida no es justa. Olvídate de recoger lo que siembras. Ni des un beso pensando en cómo y cuándo te lo van a devolver.

No es cierto que a las buenas personas les sonría la suerte, sólo porque se lo merecen; ni es justo que los patanes que van arrasando por la vida, puedan campar a sus anchas.

No debería haber un niño con hambre, ni una madre sin beso de buenas noches, ni un padre sin una mano que sujetar y guiar.

Pero el mundo lo hacemos las personas, y en nuestra mano está cómo amanezca mañana. La sonrisa con la que das los buenos días, el favor desinteresado a una vecina, una llamada a un amigo, para una tontería, pero que le hace saber que estás. Ir con tus hijos al parque, verlos jugar, dedicarles atención.

Estar para quien te necesite, te busque y te merezca.
Contar con los que te quieren.
Prescindir de lo que estorba, en la piel o en el alma.

Porque todo es bastante difícil ya, vamos a intentar aliviar esos ojos tristes con los que a veces nos cruzamos. No seamos inmunes al sufrimiento, que no por callado duele menos.

Y demos a los demás eso que nunca podremos recuperar.

Esa es mi ofrenda: mi tiempo.

Anuncios

Read Full Post »

La esperanza es una puta

La esperanza es una puta.

Cobra por horas. La tarifa más cara es de madrugada, cuando estás en duermevela, y ni tú mismo sabes si fue o sigue siendo.

Viene a matar al olvido, a arrasar tus propósitos y a tambalear tus decisiones. No tiene reloj, porque para el tiempo. No tiene prisa, no tiene casa ni sueño.

Te acaricia el pelo, pero te araña la cara. Te susurra con la voz que quieres oír, te trae olores. Te pone una alfombra roja sobre los riscos del acantilado. Si cierras los ojos, te sopla al oído.

Es fina, sigilosa, y le vas a conceder cualquier deseo que te pida, haciendo que te arrepientas hasta de tu nombre.

Te hace creer que sujeta tu mano, pero las miras y están vacías. Se apodera de tus horas bajas, esas en las que no puedes negar que sí. Te desactiva la coraza con alfileres. Trae bajo el brazo tu renuncia a la coherencia, y un contrato de compraventa de tu alma, que firmas sin mirar.

Read Full Post »

2017, abre, que vengo

No me salen las cuentas.

Qué de cosas, qué de sentimientos, qué de gente. Cambio de domicilio, cambio de rutinas, cambio de ideas e ideales.

Todo tan rápido, y todo tan breve, que un soplo de brisa, un rayo de sol, unas páginas de un buen libro o una cerveza en compañía, se convierten en nuestro tesoro más preciado. Aquí y ahora. No hay más.

Yo me sigo quedando con las personas, con las que están siempre, por no sé aún qué motivo, pero están. Gracias a los que estuvieron, por su tiempo, su compañía, su cariño. Por marcar mis días y ayudarme a descubrirme. Gracias a los que llegan, por atreverse. Gracias a las mañanas de verano que dieron paso a noches de otoño. Gracias a la lluvia, que me recuerda que estoy viva.

Nunca es tarde para aprender a dejar ir, que las cosas pasan cuando tienen que pasar, que cada quien está donde quiere estar, y que de mí sólo depende cómo me tomo la vida, que venir ha de venir me ponga como me ponga.

Gracias a ese desapego, suplicado por el instinto de supervivencia, he dejado de hacer planes más allá del próximo almuerzo, y he recuperado la fe en mí. Sé lo que no quiero, lo que no me voy a volver a permitir. Y he decidido tratarme como quiero que me traten.

Sólo me ha faltado terminar de perdonarme el no haberme querido a tiempo. Pero que si es por tiempo, nunca es tarde …

Read Full Post »

Lo que quiero ser

Déjame estar en tus días, en tus noches y en tus desvelos.
En forma de palabra o de pensamiento.
En forma de beso lanzado al aire.
Déjame ser rueda en tu carro, la voz en off de tu sueño, el silencio en tus manos y el estribillo de tus recuerdos.

Deja que nos miren, sin vernos.

Que nadie sepa ni lo que soy, ni dónde voy, ni por qué estoy.

Abre, que vengo.

Read Full Post »

Otra Navidad

Que te alumbren el corazón, como las luces del árbol.
Que falten sillas, todo el año.
Que se cubran de intención los manteles, antes que de platos.

Que sepamos ver a tiempo quién se cura con un beso.

Que la conciencia duerma tranquila.
Que te demuestre la vida que vale la pena el intento.

Que cumplas Navidades, cumpliendo deseos.

Que no cargues peso, ni te desperdicies.
Que agradezcan las mañanas tu sonrisa en el espejo.

Que no te falten las ganas, los ojos brillantes, las manos calientes ni el corazón lleno.

Que te quieran bien.
Que estemos a tiempo.

Read Full Post »

Parte de guerra

La misma bala que mata al amor, debería matar también la memoria.

Olvida lo que tienes por inercia, olvida lo que olvidas sin querer, lo que quieres sin tener que renunciar a tu conciencia.

Las manos que te quitaron el frío se vuelven de piedra, y atan nudos en tu garganta.
Por la boca que morías, ya no es por la que matas …

Que se muera la memoria.
Que se desordene el tiempo.
Que arda la evidencia.

Nunca fui libre de ser, por ser de ti.
Sólo yo decidí estar, y dejé de estar en mí.
Oí crujir mis huesos.
Me salí hasta de mi piel, me comprometí al castigo de quererte sin decirlo.
Y me ahogué en hiel cada vez que te guardabas un beso.

Que caiga la venda, que enciendan las luces.
Ya no sé dónde poner las ganas de guardarte en secreto.
Ya no me duermo pensando la suerte que tengo.

Se ha roto el hilo.
Se ha hecho el silencio.
Se dispersan las nubes de tu tormenta de hielo.

Y ahora por primera vez entra el aire de la calle.
La mañana es fría y las horas largas.
Sola, fiel, desnuda.
Callada.

Amanezco sin tus ojos.
No soy tuya ni de lejos.
No preguntes cómo ha sido.

Compruebo los daños, y resumo el parte de guerra: mi corazón no está roto, sólo un poco descosido.

Read Full Post »

Queridos Reyes Magos

Queridos Reyes Magos:

Con la ilusión de una niña vengo de nuevo. Con los ojos brillantes, como siempre que me enfrento a un reto.

El reto es vivir 2017 como se merece, dando a los días su oportunidad de ser, y a las noches la virtud de la esperanza.

Quiero pediros paciencia, que nunca me da para terminar el año. Una buena capa (que todo lo tapa), para lo que queda por lidiar.

Firmeza para mi mano derecha y diplomacia para la izquierda.

Quiero pediros el sol, para quien le llueve. Quiero pediros la sal, para el que se aburre. Y el perdón para mis venas.

Un espejo nuevo, que me enseñe lo que todos ven y que yo todavía no veo.

Os pido libertad para querer, sin herir, sin atar, sin doler.

No se me olvide, una almohada. Me vale la buena conciencia.

De mi parte a los que quiero llevadles mi aliento, mi fuerza, mis manos dispuestas, mis ganas de estar y quedarme.

Que no nos falte la serenidad en las sienes, ni el olor a café recién hecho.

Os pido seguir siendo yo.

Podéis llevaros el miedo.

 

Read Full Post »