Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 marzo 2017

Te quiero cerca.
Te quiero vivo.
Te quiero entero.
Te quiero mío.

Mío sin papeles ni protocolo.
Míos tus quehaceres, tus horas,
tus miedos, tus besos, tu luz,
tus sueños, tu todo.

Mío sin permiso de la luna llena.
Mío hasta que el alma se desangre entera.

Te quiero sin prisa. Te quiero sin freno.
Te quiero de agua en mitad del desierto.

Te quiero y olvido.
Te quiero si pienso
quién quiero conmigo.

Te quiero en reposo.
Te quiero y me quemo.

Te digo qué quiero si me das un beso.
Dime lo que quieres que quiera contigo.

Anuncios

Read Full Post »

Te lo prometo

No te prometo olvidarte, pero prometo ser fuerte, a pesar de ti.
Prometo vivir, aunque te lleves las ganas. Prometo no volver a nombrarte.
No me oirás un reproche. No volverás a saber de mí, ni de mis manos en tu espalda.

Prometo recuperar lo que fui, salir de esta sombra.

Prometo volver a tener motivos para sonreír, y mirar al cielo tumbada de espaldas sobre la hierba. Sin necesitarte.

Prometo ser libre de ti, de los recuerdos que me dejas, del futuro que te llevas, de lo pasado, y de lo que no nos ha llegado a pasar.

Prometo silencio de noche, coserme la boca para no susurrar que te echo de menos.

Prometo abrir la ventana cuando amanezca mañana y nadie haya hecho café para dos.

Prometo morderme las ganas de llamarte, desistir de compartir contigo mis miedos y mis logros. Prometo quererme casi tanto como a ti.

Prometo no soñar, ni buscar tus ojos cuando despierte.
Prometo no mentir diciendo que no te quiero.
Prometo darle permiso a la luna para que salga sin mí. Sin ti.
Prometo no beber. No te prometo comer.

No te puedo prometer no querer morir, pero prometo no matarme por intentar matar lo que queda en mí de ti.

Prometo inventar otros besos para quien esté al venir. No tienes derecho a cláusula de lecho.

Prometo aprender a perder. Que eso es quererte, al fin.

Read Full Post »

1. Lo que tú crees, y no es
2. Lo que quieres y no puedes
3. Dormir poco
4. Beber sólo
5. Que llueva después de lavar el coche
6. Echar de menos
7. Un beso frío
8. Ver una cerveza al sol
9. Los tacones que sólo te pones para las bodas
10. La soledad impuesta
11. La tristeza por elección
12. El ruido
13. El silencio de quien amas
14. Las nubes en invierno
15. El jamón de sobre
16. Las manos frías
17. Las orejas calientes
18. Lo que te quedas dentro
19. Una despedida en el andén
20. Los egoístas
21. La tortilla de patatas sin cebolla
22. Los cordones demasiado largos
23. El yogur con trozos
24. Perder el tiempo
25. No tener ganas
26. Dar de más
27. La pizza con piña
28. El gintonic sin limón
29. Un reloj parado
30. Que se acabe el hielo
31. El olor a flores muertas
32. Un cambio de planes a última hora
33. Los desagradecidos
34. Lo que has olvidado a medias
35. Las dudas
36. El último abrazo
37. El primer No
38. Que no te den mahonesa en el Burger King
39. El sexo en silencio
40. Las aceitunas con hueso
41. Una llamada de tu abogado
42. El granizo
43. Las lágrimas de un hijo
44. La risa de un enemigo
45. Un libro quemado
46. Que se olviden de tu cumpleaños
47. Los cristales sucios
48. El pelo enredado
49. Un lápiz sin punta
50. El pan duro
51. Las salas de espera
52. El café sin magdalenas
53. Las magdalenas sin chocolate
54. La prisa
55. Los puntos suspensivos
56. Las manzanas pequeñas
57. Una agenda en blanco
58. Lo que queda de tu nómina el día 15
59. Las excusas
60. Ésa canción
61. Un cuadro torcido
62. Las vacaciones de los vecinos
63. Que desvíen el itinerario de tu autobús
64. La letra ilegible
65. Las contraseñas con números y mayúsculas
66. El llanto de un bebé
67. Las arrugas de tu madre
68. Las ganas de irte
69. Lo que no dejas entrar
70. Lo que no dejas ir
71. Una piscina vacía
72. Una bombilla rota
73. El paraguas del de al lado
74. El hambre
75. Los antivirus
76. Que sólo tengan Cruzcampo
77. Que se acabe el tóner de la impresora
78. La intención de voto
79. Depilarte para nada
80. Que te olviden
81. Los contactos sin foto de whatsapp
82. Que no te esperen
83. Quedarte esperando
84. El pronóstico de lluvia
85. El diario de Noa
86. No poder volar
87. Los zapatos sucios
88. Apostarlo todo
89. Un té sin azúcar
90. Que no te guarden croquetas
91. El traductor de Google
92. Tener demasiado tiempo para pensar
93. No poder elegir
94. Tenerlo que pedir
95. Los guisantes
96. Las pipas sin sal
97. Querer sin que te quieran
98. La comida de instagram
99. Quedarte con las ganas
100. Quien te falta. Aquí y ahora.

Read Full Post »

Un No de hielo

La primera Era Glacial empezó con un beso sin ganas, o unas ganas sin beso. Con un prólogo del que te arrepientes sin culpa.

Ahora vas a notar un leve pinchazo, corazón, y se helarán tus rincones. Es la sangre que llevas por mis venas, que no puede con su peso.

Será de noche en tus jardines, por un No que ni siquiera te han dicho. Lloverá sobre mojado, con más de lo que ya conoces, con otro nombre.

Morirá la ocupa del 7º cielo , la Esperanza, como una puta cansada y maltraída.

Callará el viento, el que trae su olor, y harán cada vez más ruido las fotos, las canciones, como lo hacen los recuerdos más impertinentes.

Treparán por tu espalda los minutos que nos faltaron. Arderán los ojos, de no verte.

Soñaré mil veces que Sí, y lo negaré por la mañana. Mi mejor pesadilla, mi peor capricho, mi Sin-mí, mi Tampoco, mi Otro-día-que-No.

Read Full Post »

Soy mil mujeres

Soy mil mujeres.

Soy la que no se lo piensa dos veces, porque a la primera ya está segura. Soy la que se mira al espejo y ve las marcas de haber parido. Soy la que madruga, y la que trasnocha.

No nací halcón, pero puedo ser un lince. O una zorra.

No necesito que me salves, salta conmigo.

Soy la que enciende tus ojos, y la que mata tus miedos con un abrazo en silencio. La que a base de callar, aprendió a escuchar.

Soy la que hace magdalenas, y lentejas. La que grita. La que ríe por no llorar, y la que llora por no salir corriendo.

Soy la que ha retorcido su cuerpo por poner en el mundo a esos dos hijos de los que presumes, aunque a mí ya ni me mires. Soy la que camina sola, y ni así pierde el rumbo. Soy la del paso firme, incluso cuando mis huesos no me sostienen.

Se me gana con muy poco. Se me pierde con menos. Ya no malgasto sonrisas, ni pesadillas. Puedo bajar al infierno subiéndome a unos tacones, o bailarte descalza en la cocina con una cerveza en la mano.

Quémame viva por bruja. Lapídame por adúltera. Castígame por impía. Repúdiame por haber sido violada. Azótame por decir lo que pienso. Cóseme a puñaladas porque te pido el divorcio. Hazlo, porque también soy todas ellas.

Soy la que muere desangrada en el arcén de una carretera cualquiera de México. La que es vendida de mano en mano por todo el Este de Europa. La que es mutilada cruelmente en un poblado africano.

Dame alas, y seré tu musa. Dame pan, y te haré un banquete. Dame luz y música. Dame un beso, y echaré raíces.

Porque soy la que daría la vida, por volver a nacer mujer.

Read Full Post »

No sabes quién soy. Nunca cuento mis sueños. Doy fe. No sabes que pierdo a las cartas, ni de quién aprendí el silencio.

No me has visto rezar, no has bajado conmigo al infierno, no me has abrazado bajo la lluvia.

No sabes cómo me crujen los huesos cuando la soledad me aplasta, ni ves mi cara cuando miro la luna.

No conoces a la mujer que lleva mi nombre, la que te nombra, la que iluminas. No sabes que existe.

No tienes mis coordenadas, no sabrías decir a qué me huele el pelo cuando me tumbo al sol. No sabes cómo me gusta el café. No me has visto correr del miedo.

No me has oído cantar, ni reír, ni me has visto llorar. No me has pedido un beso.

No sabes lo que pienso, cuando te pienso.
No sabes que no siempre que quiero, puedo.

Y no sabes cómo quiero cuando quiero.

 

 

 

 

 

Read Full Post »

Si decides que te vas, vete de verdad. No me dejes la casa llena de ti. Llévate tu vida, no la mía. Deja aquí la parte de mi alma que se me iba por la boca en cada beso. Ni toques si quiera el cajón donde guardé la esperanza de que tú a lo mejor sí.

No te lleves mis sueños, que ya están rotos y te vas a cortar. No te lleves mis ganas, por si se me olvida cómo dueles. No intentes meter en tu maleta todo lo que hicimos juntos, que no cabe.

Déjame mi conciencia y mi almohada, si me quitas la espalda en la que caía rendida.

Puedes llevarte la camiseta con la que duermo, que lleva más piel tuya que mía. Y las ganas de llorar, tengo de sobra. Puedes empaquetar por semanas todo lo que te di sin esperar nada a cambio, para cuando no tengas quien te escuche. Te regalo mis abrazos, que vendrán noches frías; congélalos por separado, de uno en uno, y los sacas la mañana antes al día en que me eches de menos.

Llévate el silencio. Sólo era bonito mientras me besabas.
Llévate la música, que mi corazón se hace el sordo si no estás.

Llévate las risas y el brillo de mis ojos. Eran de estreno, los inauguré para ti, y no se venden bien en el mercado de segunda mano.

Llévate lo que te quiero, no te asustes, abulta más de lo que pesa.

Deja la llave en la mesa. Cierra despacio. Cierra por fuera.

 

Read Full Post »