Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 enero 2018

Donde nada pasa

Donde nada pasa, paso.

Que pesas sobre este suelo que piso. Que se me vuelven gusanos las mariposas.

Que siempre perdió más quien más puso.

Que ya no te compro al peso.

Ya no te voy a salir al paso.

No voy a velar tu vuelo con el alma en vilo.

Que no voy a hacerme vieja en este viaje por una cueva vacía.

Se apaga la vela, se enfría la cera, se para la bala que separa tu calavera de la mía.

Olvido tu nombre, esquivo tu sombra, y debajo de tu sombrero ya tu boca no me nombra.

En la fuente de tu frente caiga el peso de la prisa con que me besas en otras.

Tus manos las ate el diablo.

Tu risa sea sólo prosa.

Y el silencio se cuele en las grietas donde no me dejaste ser.

Anuncios

Read Full Post »

Perdón por el café

Vas a tener que perdonarme. Por tantas horas retumbando tu nombre en mi mente.

Te pido perdón, por los besos que te guardo. Por el café que tiro por el fregadero. Por las sábanas limpias recién puestas que arrugo sola.

Te pido perdón por las manos frías, por no tenerte delante cuando necesitas un abrazo, por los ojos vacíos sin ti.

Perdóname las canciones con las que te traigo a mí, perdona si no te olvido, si te sueño a deshoras, perdóname el alma en vilo.

No tengas en cuenta lo que te echo de menos, lo que no cuento a nadie de ti, lo que somos cuando sólo soy tuya. Perdona el miedo, perdona las dudas, perdona a mi corazón, que no sabe latir de otra manera.

Te pido perdón por el sol, que rompe tu noche.

Por las veces que te han hecho llorar.

Por los días que odiaste lo que una vez amabas.

Perdón por el silencio.

Perdón por mis castillos en el aire, por la ilusión con que escribo tu nombre en la arena.

Perdona los planes.

Perdona a las calles que te alejan de mi puerta.

Perdóname que te quiera.

Read Full Post »

La vida sigue, y a veces pasa de largo. Te sientas un momento a coger aire, y en un parpadeo ya eres ceniza. Los días, la rutina, los problemas, la sonrisa de un vecino al cruzarse en la calle, las macetas que se secan al sol, el coche que no arranca maldito sea lo que me va a a costar esto, la gripe, los números de fin de mes y la ropa tendida mientras llueve. Todo pasa a ser nada si la vida decide pasar de largo.
Te vamos a llorar a solas, para no herirnos unos a otros. Vamos a seguir hablando en presente de lo que eres para nosotros. Seguiremos viendo tu teléfono en la agenda de contactos del móvil, incapaces de marcar “eliminar”, aún con la certeza absoluta de que nunca más estará tu voz al otro lado.

Con el tiempo tus cosas nos harán sonreír de nuevo, cuando podamos volver a nombrarte con normalidad.

Queda tu cariño, tu manera tan particular de preocuparte por los demás, tu sensibilidad, …
Quedarás tú, siempre.

Tiene que haber un hueco en primera fila, por encima de la puesta de sol, donde las personas buenas se sienten, ya sin dolor, sin pena, con la conciencia tranquila, asomando su sonrisa a este caos de mundo que no se para por nada ni por nadie.

Si hay un sitio donde encuentren consuelo los que no han tenido tiempo ni de despedirse, tu alma estará ahora mismo llamando a la puerta.

Descansa, aquí te seguimos queriendo.

Read Full Post »

No me dejes caer. No me sueltes ahora que estoy casi amaneciendo.

No cortes el hilo que ata tu boca a la mía.
No tengas en vilo a la voz del sereno, paseando tu calle hasta el mediodía.

No te equivoques de nombre si me muerdes en un beso.
No dejes mis manos huérfanas de ti.

No tengas en cuenta que ya nunca rezo, que no tengo credo, que no tengo dios ni santo. Ni pienso.

No le des tres cuartos al pregonero.

No pierdas las ganas de parar el tiempo.
No compres manzanas. Abre la ventana y susúrrale al viento que tienes ganas de mí.

Si sales pronto de misa pasa por mi casa, que tengo café, si no tienes prisa.

Read Full Post »

Que quiero ser valiente, si puede ser. Quiero un traje bonito, de paciencia. Y dos ruedas nuevas para el carro del que tiro cada día.

Quiero un ramo de flores, para perfumar los malos ratos y alegrar los ojos, si lloran. Quiero una caja de música, con la risa de mis hijos.

Quiero lunas llenas, para poder verme en sus ojos café, y frío. Que haga frío, para que él me lo quite.

Quiero ser fuerte, poder con la carga a la espalda sin perder la sonrisa. Fuerte, fuerte, que nunca me vea llorar quien me quiere.

Quiero palabras en los ojos, que tengo aún mucho que decir en silencio. Quiero abrazos que curen, y curar. Quiero besos que abriguen, y abrigar.

Quiero una tiza para ir anotando los sueños que sigan vivos por la mañana. Y una pared sin espada. Un pez sin escamas. Y una rosa sin espinas camuflada entre otras mil rosas más.

Quiero perdón, para mis errores. Y aprender yo a perdonar. Quiero dormir sin peso en el alma. Sin cuerdas, sin lastre, sin prisa.

Quiero que llevéis a cada casa, la vida. A cada vida, un motivo. Y a cada mesa, agua y pan.

Traed salud para el que adolece, alegría para los que penan y cordura para quien ya no tenga nada que perder.

Que nadie se duerma llorando, que yo nunca sepa negar un beso, y que salga el sol y nos pille bailando.

Que la vida siga. Que más que quererme mucho, mejor que me quieran bien.

Queridos Reyes Magos, eso era. Gracias. Sí, sí, ya … lo sé.

Read Full Post »