Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14 febrero 2018

De ti seré.

De ti seré, si has de ser.

De quien sujete mi mano con el miedo de que al soltarla yo pueda echar a correr.

De quien no necesite pedirme perdón. De quien no me mienta ni por omisión.

De quien esté y se quede. De quien no le dé miedo arañarse. De quien se ponga de espaldas al abismo, de puntillas, y me pida un beso.

Seré de quien me mire y me haga única, de quien me abrace y me salve, de quien sonría sólo con la idea de verme venir de lejos.

Seré de quien me espere de pie.

De quien se acuerde de mí al soplar su vela de cumpleaños, y brinde conmigo aunque nuestras copas ni se rocen.

De quien me lleve en los ojos.

Seré de quien me piense al apagar la luz de la mesita de noche. De quien me arrope en la distancia, de quien me quite el frío del alma sin tocarme.

Seré luz si soy su refugio.

Seré manta si me quita el miedo.

Seré sus ganas de café, su fruta recién cortada, el olor a magdalenas de sus tardes de invierno.

Seré de quien sepa llegar sin avisar, de quien me encienda con mirarme, de quien mejor susurre mi nombre. De quien me muerda como al primer bocado de su última cena.

Ese día seré. O no seré de nadie.

Anuncios

Read Full Post »

Desaprendiendo

Querido mundo: confírmame que sigo aquí.

Manda una señal al buzón con mi nombre que hay en la puerta del infierno.

Es curioso, que pasan los años, y no son los años lo que duele. Duelen las cosas que dejas de sentir, duele lo que se muere por el camino, lo que prefieres no apostar por si acaso.

Llega una edad en la que duele más lo que dejas de hacer, y lo que dejan de hacer por ti. Ese peso a la espalda que te sienta de golpe en la acera cuando te paras un segundo a pensar en las migas de pan que nadie sigue.

Desapareces, te escondes, te haces pequeña, y pones música sólo para ti.

Terminas por quererte, como instinto de supervivencia. Te cortas el pelo, y te sientes guapa sin necesidad de aplauso.

Te mimas con un capricho barato, te reconoces tu propio mérito y lo que vales. Claro que sí. Como si sirviera de algo …

Las horas pasando una detrás de otra sin que vibre el móvil son como un libro abierto, es un silencio que te deja sorda para el resto del mundo. La era de las comunicaciones, ja … Querido mundo, te comunico mi dimisión. Dimito del valor de intentarlo de nuevo, dimito de las mariposas.

Prefiero desaprender besos, no recordar esos en los que se para el mundo. Y desaprender pasear de la mano. No quiero atarme a las ganas de nada que caduque a las dos horas.

Que se acostumbran los ojos a no tener dónde pararse. Se aburren las palabras de amor, sentadas en un rincón, sin nadie que las saque a bailar. Se duermen las buenas intenciones. Se acumulan los sueños rotos. Se llena el vaso.

Y se colma el alma, de nada.

Read Full Post »